La wera (Mario)

Este podría ser un día más que extraño el tenerte cerca, saberte entre los espacios aledaños, pero la espera es lo que le da sabor a tu presencia, la expectativa de que llegue el momento de tenerte al frente y compartir memorias. La receta parece ser sencilla, darte el espacio suficiente para que seas tú y nadie más, a la par, todo se sazona a fuego lento con las amistades, la confianza y las expectativas.
nos espera un futuro lleno de sabores cambiantes, de aventuras y nuevas memorias; memorias donde ocupas nuevos espacios, wera wera wera, todos decían que no me convienes, pero a como va todo yo te veo como la madre de mis hijos, mi compañera de camino, mi escudera en las más grandes aventuras venideras. no importa que las jornadas laborales se alarguen, ni que el futuro no prometa una estabilidad constante, pues a tu lado la estabilidad un factor que no tiene mayores implicaciones.
Esta noche es el momento decisivo entre ambos, pues tu duermes mientras yo sigo forjando nuestro futuro, el futuro noble, el futuro que nos da la oportunidad de remendar nuestros pecados, hay un espacio para un renacer, para ser renovados ante nosotros mismos.